Es una verdad que no se quiere aceptar,  la crisis económica mundial es el resultado de muchas variaciones porcentuales en la mayoría de los países.

Dichas distorsiones provocaron recesiones y esto se traduce a pérdidas adquisitivas, incremento inflacionario y devaluaciones.

Entre otros valores influenciadores están los fallos en las regulaciones económicas, las crisis alimentarias y energéticas, y el incremento del déficit fiscal.

También están los siguientes valores:

Incremento de la materia prima

Uno de los factores que más aquejan a los comerciantes en la crisis económica mundial es el incremento de la materia prima.

Es aquí donde entran las tendencias alcistas y caídas de productos como el petróleo, algunos minerales y productos alimentarios.

Los incrementos obligan a las empresas a subir sus productos, lo que a su vez significa una variación económica.

Conozca todos los detalles acerca de la otra cara de la globalización.

En algunos casos, las variaciones son tales que hacen que el consumidor final no pueda pagar el nuevo precio y el producto se devalúe.

Incremento de la inflación global

Los medios de comunicación como Reuters se han dado la tarea de informar que la inflación global ha subido a nivele históricos por casi todos los países.

También las organizaciones mundiales como la FMI aseguran que los incrementos se dan por distorsiones y cambios en las ofertas y demandas.

En el caso del petróleo se produce este fenómeno, cuando las reservas incrementan el valor baja por la cantidad del mineral disponible, pero cuando las reservas son mínimas su valor sube.

Guerras comerciales

Este es un punto delicado que aunque es sostenida por dos países, es capaz de afecta a todo el mecanismo y provocar un recrudecimiento en la crisis económica mundial.

Actualmente, los ojos del mundo están centrados en las disputas comerciales sostenidas por Estados Unidos y China.

Este valor ha producido obstáculos económicos como la restricción de tratados, uso de marcas, más los problemas en la consignación de negocios, entre otros eventos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *