La otra cara de la globalización no es más que el conocimiento de ambas partes vinculadas a la interconexión mundial entre las empresas y personas comunes.

Es válido afirmar que los medios son casi infinitos porque tenemos instrumentos como el Internet, telefonía inteligente, canales comerciales, relaciones diplomáticas, entre otros.

Como todos los movimientos mundiales, guardan dentro de sus estructuras dos caras. Una vista desde el lado positivo y la otra cara con los aspectos negativos.

Ante que todo, ¿qué es la globalización?

La globalización es considerada como un proceso económico, político, social, tecnológico y cultural que se da a escala mundial con una pluralidad de actores asociados.

Uno de los pilares fundamentales que sustenta la globalización es su capacidad de estrechar la comunicación e intercambio de información, bienes o servicios mundialmente.

En resumen, la globalización es la unificación de todos los actores internacionales para la recepción y transmisión de valores económicos, culturales y políticos.

En relación a este tema, puede resultar de interés y complemento leer sobre la economía de la salud

Aunque con el paso del tiempo, estos aspectos han sufrido masificaciones significativas que se han extendido a sectores como las redes sociales, blog, portales digitales, etc.

Las dos caras de la globalización: exclusión e irresponsabilidad

Entre los aspectos que conformar las dos caras de la globalización tenemos la exclusión y la irresponsabilidad de empresas o individuos.

La globalización tiene aspectos que juegan en su contra, especialmente en aquellas personas que no pueden acceder a la red mundial.

Todo esto debido a la imposibilidad de tener un teléfono móvil,  acceso al Internet o resistencia al mercado internacional.

Al nivel comercial, las empresas que forman parte de la globalización deben enfrentarse a las irresponsabilidades por otras empresas multinacionales en la consignación de los pactos.

Otra variable que influye son las distorsiones económicas como la inflación en unos de los países involucrados que alteran los tratados y estatus de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *