Los microcréditos consisten en la entrega de dinero a pequeñas empresas para que sea pagado en “cómodas cuotas” a mediano o corto plazo.

Es una medida más que todo para la ayuda de personas de escasos recursos, estas empresas recurren a los microcréditos por ser más sencillos y rápidos.

Para optar por un microcrédito no es necesario mostrar el historial de créditos verificados o un record de ventas.

Además que las formas de pago son más flexibles y relativamente más bajas que un préstamo convencional en el banco.

Objetivos de los microcréditos

Algunos de los objetivos de los microcréditos son:

  • Apoya las ideas innovadoras, pequeños emprendedores u organizaciones en aras de desarrollo.
  • Ayuda a personas de escasos recursos a consolidar sus negocios.
  • Reduce la pobreza de un país.
  • Empodera a la mujer. Más del 56% de estos microcréditos están dirigidos a mujeres emprendedoras.
  • Evita una larga lista de papeleo.
  • Las tasas de intereses son más bajas.
  • Los procesos son más rápidos.
  • La plataforma de inscripción es más amigable.

¿Cómo obtener un microcrédito para tu empresa?

Básicamente, las empresas públicas son las encargadas de entregar este tipo de microcréditos a las empresas mediante un filtro de captación.

Las organizaciones deben conformar un plan donde explique en detalles todo lo que desean hacer y los precios de los productos requeridos para que sean evaluados por el ente.

Luego de esto, la empresa que otorga los microcréditos deberá atender cada caso de manera diferente y especial según sea rubro comercial.

Se debe recordar que no todas las empresas se dedican a lo mismo y necesitan las mismas cosas para su desarrollo operacional.

Algunas empresas privadas ofrecen los microcréditos, especialmente las entidades bancarias o de ayudas sociales.

Un microcrédito tiene relación con otra temática de gran interés: la iniciativa empresarial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *