Las repercusiones de la inmigración en la economía de un país es interesante, más en estos momentos donde observamos el mayor éxodo venezolano por Suramérica.

Se debe tener en cuenta que la ola de inmigración se da por valores de presión como falta de oportunidades, incrementos hiperinflacionarios y falta de calidad de vida en el país de origen.

La inmigración tiene su pro y contras que deberán ser evaluadas por los gobiernos, lo que si es que no todos los países están en capacidad de reguardar a tantas personas.

Una ola de inmigrantes podría incrementar las tasas de desempleo, las de oferta y demanda de algunos productos y afectar negativamente en las variaciones económicas anuales.

Algunas naciones receptoras al no tener la capacidad de mantener a los inmigrantes han recrudecido sus normas y requisitos de legalización migratoria. Entre otras cosas significan:

Bajas salariales

Las bajas salariales se promueven porque las exigencias de los nativos son diferentes, estos exigen mayores salarios con todos sus beneficios.

Mientras que los inmigrantes al no posee la legalización correspondiente hacen el mismo trabajo sin beneficios y tarifas realmente bajas.

Esto hace que al largo plazo, la mayoría de los nativos sean sustituidos por inmigrantes que trabajan hasta horas extras por cantidades inferiores.

Favorece algunos sectores productivos

Siempre en una ola de inmigrantes la mayoría de estos son profesionales o personas capacitadas que podrían innovar los mercados.

En muchas localidades del mundo, la educación es un sector muy costoso por lo que muchos de los nativos carecen de instrucción universitaria.

En el caso de los venezolanos, más del 67% son profesionales en medicina, periodismo, ingeniería, administración y otras ramas.

Es positivo para la producción nacional, pero se vuelve un valor negativo porque sería más complicado para los nativos conseguir trabajo.

El tema de la inmigración y la economía es consecuencia de la crisis económica mundial. Lea más sobre este tema aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *